¡Hey no te quedes pelón! descubre los tipos de calvicies y algunas...

¡Hey no te quedes pelón! descubre los tipos de calvicies y algunas soluciones naturales

160
0
COMPARTIR

Quizá los que conozcan la referencia bíblica de Sansón, querrán mandarme muy lejos por la comparación, pero que quede claro algo, con estos remedios es seguro que no pierden la melena.

Para un hombre, el cabello suele ser más que algo para embadurnar con moco de gorila o gel con fragancia masculina, para un hombre el cabello es, por lo general, señal de virilidad, juventud, y le da una imagen que lo distingue de los demás (según el lado o la forma en que lo peine).

Triste es cuando hay cabellos por todos lados, la almohada ya parece cultivo de pelucas y la regadera o el lavamanos se tapan con bolas dignas de escupir por cualquier felino. Supuestas soluciones hay muchas, pero aquí te dejamos algunas de las más efectivas.

¡Ojo! Primero debes saber que hay tres tipos de calvicie más comunes, una vez que identifiques tu tipo, podrás saber qué tratamiento seguir:

1.- Estrés. – si estás neuras la mayoría del tiempo, es lógico que en algún momento tu cuerpo comience a resentirlo, el cabello es lo más vulnerable en estos casos, pues hay hormonas del tipo negativo que se van contra tu cuero cabelludo y de ahí que ya encuentres cabello hasta en las galletas. SOLUCIÓN: prueba ser positivo aunque sientas que te lleva el tren, identifica la fuente de estrés para que puedas alejarte o busques una solución amable para sobrellevarla, intenta yoga, meditación o cualquier actividad enfocada al alivio de tus emociones nocivas, prueba la risoterapia o al menos sonreír, porque el cerebro no puede discernir entre una sonrisa genuina o una falsa, entonces manda la señal de que estás feliz y libera la serotonina que combate a las otras hormonas dañinas que te están convirtiendo en cabeza de rodilla.

2.- Exceso de grasa en el cuero cabelludo. – hay muchas enfermedades dermatológicas que causan molesto sebito en la cabeza, la más común es la dermatitis seborreica, que con algo de suerte sólo causa caspa y esa se quita con un tratamiento más sencillo, lo malo es cuando la grasa comienza a tapar los folículos pilosos causando la caída del cabello o de plano que ya no crezca en ciertas áreas.SOLUCIÓN: un champú de Ketoconazol puede ser muy bueno porque incluso tiene un leve efecto antiandrogénico (ya te diremos en el siguiente punto qué es esto), para notar resultados con este tratamiento deberás esperar al menos seis meses.

3.- Alopecia (caída del cabello) androgénica. –  esto tiene que ver más con cómo funcionan tus hormonas y si en tus genes está programado el que te quedes calvito. Cabe mencionar que el 90% de las personas que padecen de calvicie, son víctimas de este factor. Dado que está en tu información genética, sería difícil encontrar una cura total al problema; sin embargo, hay fármacos que se ha comprobado tienen buenos resultados en estos casos, pero su uso debe ser constante.

El Minoxidil es un medicamento que posee varias presentaciones, las más comunes son spray, loción o espuma. El más efectivo es el que se vende al 5% y generalmente se vende en boticas o farmacias sin receta médica. Se aplica 1 o 2 veces al día. Funciona mejor en la coronilla y menos en la región frontal. La aplicación inadvertida en la piel de la cara o el cuello puede causar crecimiento del vello no deseado en esas áreas. Otros efectos secundarios van desde una alergia hasta un ritmo cardíaco acelerado. Por estas razones es importante que mejor consultes a un dermatólogo antes de someterte a este medicamento.

De los fármacos nosotros sólo nos atrevemos a recomendarte éste porque es el que menos riesgos presenta, podrás encontrar muchos otros en varios foros de calvicie o páginas que hablen sobre el asunto, pero francamente no queremos atentar contra tu apetito sexual o que de repente sufras de impotencia.

Ahora, aquí te van las opciones naturales:

  • Cebolla, ajo o limón. Estos alimentos son antibacterianos naturales, pueden ayudar a combatir las infecciones del cuero cabelludo.Su jugo debe dejarse reposar en el cuero cabelludo durante unos 20 minutos y luego limpiar bien para eliminar el olor que pueden dejar.
  • Zanahoria y leche de coco. Se combinan ambos en un jugo para enjuagar el cabello. La zanahoria contiene vitamina B6, B12 y antioxidantes, los cuales ayudarán a fortalecer el cabello y a que esté más saludable. La leche de coco contiene vitaminas, oligoelementos, aminoácidos y sales minerales. Todo ello ayudará a que el pelo esté más sano y fortalecido.
  • Vinagre de manzana o arroz. Ayudan a combatir la caída del cabello producida por un exceso de grasa, aparte de ayudar a estimular su circulación. En una taza añade un par de cucharadas de alguno de estos vinagres. Con este líquido masajea el cuero cabelludo, déjalo reposar unos 10 minutos y luego retíralo con agua tibia.
  • Aloe Vera. Tiene propiedades hidratantes, cicatrizantes, anti-inflamatorias y humectantes. Utiliza la gelatina del interior de una hoja de aloe y añádela a un recipiente con agua. Mezcla bien hasta disolver, aplica sobre el cabello haciendo masajes y deja actuar durante 10 minutos, retira con agua tibia.

Y como no nos podía faltar el remedio ancestral, hablemos del Yinkgo Biloba:

Se trata de un vasodilatador natural muy efectivo, su función será reactivar el flujo sanguíneo que circula hasta el cuero cabelludo ayudando al fortalecimiento del cabello, aplica 20 gotas del extracto de hojas de Ginkgo Biloba con un suave masaje sobre el cuero cabelludo, debes repetir 2 veces al día, o 1 vez por la noche y deja actuar por toda la noche.

Si prefieres tomarlo, son las mismas 20 en 1 vaso de agua, al menos 2 veces al día; o si eres más natural, un tecito con hojas de Ginkgo Biloba te hará bien, sólo debes hervir 20 gr. en 200 ml de agua, mismos que podrás usar para poner en compresas y aplicarlos directamente en el cuero cabelludo.

Prueba también con esto:

  1. Tener una dieta sana y equilibrada, rica en hierro, antioxidantes, ácido fólico y vitaminas A, B, C y E, lo cual ayudará a fortalecer el cabello y dar energía al folículo piloso.
  2. Usar cepillos suaves y evitar los peinados muy apretado y uso de ligas.
  3. Evitar fumar, un exceso de ello debilita el folículo piloso.
  4. Lavar el cabello con champús naturales, nutritivos y que no contengan detergentes ni productos químicos y sulfatos.
  5. Realizar masajes circulares con las yemas de los dedos sobre el cuero cabelludo. Esto ayuda a mejorar la circulación.
  6. Realizar un corte de pelo cada dos o tres meses, máximo, ayuda a que el pelo se renueve y esté más sano.

El chiste no es qué remedio uses para tratar tu problema de caída de cabello, lo importante es que consultes a un médico, seas constante en tu tratamiento y tengas paciencia con los resultados.

No hay comentarios

Deja un comentario