262354654_871315396882233_3260415693905408138_n

Dominar tus pensamientos…

Eres tan especial que no cualquier hombre es capaz de leer tus deseos. Porque amar puede cualquiera, pero dar y complacer los placeres más oscuros son sólo para personas ideales, personas especiales. Mujeres como tú necesitan atenciones únicas, que van más allá de los besos, caricias o palabras tiernas. Tu necesitas mordidas, nalgadas y palabras sucias. No todos los hombres tienen ese don especial de complacer esos deseos, no todos tienen el tacto, el tono, la intensidad perfecta, no todos comprenden tu forma de sentir, de desear, de vivir. No se trata de tratarte mal o lastimarte, es dominar tus pensamientos con carácter. No se trata de nalguearte hasta que grites, se trata del placer escondido que logro que supliques. No se trata de promesas de amor eterno o fidelidad… Se trata del placer que causa la lealtad. La sumisión y la entrega a un hombre que si te entiende, a un hombre que te complace a petición de tu boca, el que te regala los orgasmos, el que te seduce, el que te provoca, el que con solo escribirte lo que quiere hacerte, al leerlo se te humedece la boca. Te muerdes los labios, aprietas tus piernas y cierras tus ojos por un momento, fantaseando que pasaría si lo tuvieras tan solo un segundo. Confiésalo 𝒄𝒂𝒓𝒂𝒋𝒊𝒕𝒂 ¿Qué tan profundo? ¿Qué tan profundo?

Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.